Mejor Hablemos – Psicólogo en Linea, Psicólogos a Distancia

TERAPIA

online

PROBLEMAS DE PAREJA: EL DESAFÍO COTIDIANO DE SOSTENER LA RELACIÓN

Nadie dijo que iba a ser fácil: de hecho, sostener una relación de pareja en términos saludables demanda un trabajo cotidiano por parte de sus integrantes y reglas claras que hagan posible la durabilidad del vínculo.

En caso que esa labor permanente no sea asumida como un compromiso, surgen cortocircuitos que eventualmente pueden derivar en una crisis e incluso en una ruptura definitiva.

Lo recomendable es identificar a tiempo cuáles son los escenarios sobre los que se puede intervenir para evitar lo que empieza como un lento esmerilado, pero que puede terminar convirtiéndose en una verdadera bomba emocional.

En el marco de nuestra práctica como psicólogos de pareja online sale a luz toda una serie de situaciones que los pacientes plantean como serias dificultades para sobrellevar el día a día conyugal y que con el tiempo llegan a ser definidas como insoportables. Ahondemos en algunas de ellas.

pelea de parejas

¿Cómo hago para que no me moleste durante el trabajo?

Para que una pareja sea sustentable resultará clave que existan delimitaciones firmes entre las distintas esferas de la vida cotidiana. En ese sentido, resguardar el ámbito de trabajo del conyugal parece clave.

Una regla básica: nada de llamados. A no ser que se trate de una necesidad de verdad urgente, las comunicaciones telefónicas deberán desarrollarse por fuera del horario laboral.

Llegado el caso y sólo si fuera posible, se podría establecer determinada franja de la jornada de trabajo para que de mutuo acuerdo se realicen llamadas. Por ejemplo, durante un momento de descanso.

En caso que esta regla no sea respetada se derivará en un malestar que no sólo afectará a la pareja: además impactará en el desempeño laboral de sus integrantes, en casos extremos hasta poniendo en riesgo el puesto de trabajo.

¿Cómo quiere que me exprese si no me deja hablar?

Es usual que entre los integrantes de una pareja se demanden un diálogo honesto para resolver determinadas situaciones. Y ello está perfecto, pero el problema puede surgir cuando lo que debería ser un intercambio se convierte en monólogo.

Si sientes que tu pareja domina las conversaciones al punto que no te permite hablar, deberías plantearlo para que acuerden determinados puntos básicos: hasta se podrían respetar turnos para que la palabra sea de uso más o menos igualitario.

Y no olviden un aspecto trascendental del asunto: si bien expresarse resulta clave para la salud emocional de la pareja, no es menos importante darle su merecida prioridad a la escucha: atender lo que el otro tiene para decir.

¿Cómo hago para que no hable por mí?

Otra problemática que se observa en relación al uso de la palabra surge cuando uno de los integrantes de la pareja se arroga la representación del otro, haciendo extensivas al conyugue lo que en definitiva son miradas o decisiones propias.

¿O acaso no es común apreciar, por ejemplo, en reuniones sociales que alguien haga permanente uso de la tercera persona (nosotros, nosotros, nosotros) pretendiendo dar cuanta de posiciones unánimes hacia dentro de una pareja?

Una vez más, resolverlo no requiere demasiada ciencia sino más bien compromiso y reglas claras. Quizás a suerte de consejo se puede apuntar la importancia de no dejarlo pasar cuando ocurra: señalarlo, plantear la molestia, pedir que no se repita.

Me asfixia: cómo hago para que no esté encima mío todo el tiempo

La asfixia es un clásico. Y el final también lo es: la pretensión de estar permanentemente encima del otro termina provocando el efecto contrario, es decir culminar una relación que se torna insostenible.

En nuestra práctica terapéutica es recurrente escuchar planteo del tipo “cómo hago para que no ejerza tanto control sobre mí, me siento agobiada” o “cómo hago para que no sea controlador”.

Muchas veces por celos, otras por inseguridad, suele ocurrir que las personas acoten la libertad de su pareja: a cado paso preguntan a dónde va, solicitan estar presente en sus reuniones sociales o atormentan con llamados telefónicos y mensajes de WhatsApp que no tienen más objeto que estar encima.

Se trata de situaciones que pueden hasta llegar a considerarse de cierta violencia y lo mejor es interrumpirlas de plano, antes de que se conviertan en un problema mayor. Habrá que plantearlo con claridad: una actitud de este estilo no será aceptada y el riesgo que se corre es la finalización del vínculo.

¿Cómo hacemos para no pelearnos tanto?

Es común escuchar que las personas consideran que están peleando mucho con su pareja. Lo positivo sería que, en definitiva, tal planteo lleva en sí el diagnóstico que se esté pelando de más y por lo tanto que se podría pelear menos.

Y efectivamente es así: muchas veces reducir la cantidad y –sobre todo– la intensidad de los encontronazos depende de un compromiso con unas pocas pautas a tener en cuenta, las cuales no tardarán en brindar resultados.

En ese sentido, algunos consejos: eviten introducir viejos reproches en nuevas rencillas, sean honestos respecto a lo que les pasa, escuchen con atención al otro, hagan lugar al afecto incluso en la exposición de diferencias y apunten siempre a un resultado constructivo.

Por otro lado, sean realistas: las peleas de pareja son parte de la vida cotidiana y no resulta conveniente aferrarse a la idea, ingenua por cierto, de que podrían evitarse por completo. Lo importante es cuando ocurran sean en un marco de respeto y no permitir que asomen mezquindades que esmerilen la construcción conyugal.

¿Conocés Mejor Hablemos Terapia Online?

Hoy en día, la terapia en línea se ha convertido en un método y una opción de tratamiento cada vez más común y frecuente. Con muy buenos resultados, Mejor Hablemos es una plataforma en las que pacientes y psicólogos profesionales se comunican en tiempo real a través de ordenadores o dispositivos móviles. El procedimiento de la psicoterapia es similar al de la terapia presencial, con algunos cambios que te pueden favorecer. Aquí puedes aprender más sobre nuestras psicoterapias.

CONSULTAS

Los Psicólogos de Mejor Hablemos somos especialistas en favorecer procesos de cambio, trabajamos escuchando a los pacientes y sus metas para así lograr los objetivos que se propusieran. Para poder coordinar un turno coméntanos un poco sobre tu situación y cuales serian los objetivos de la consulta.  Te responderemos a la brevedad para coordinar el día y horario que mejor te convenga.

Tambien puedes coordinar una Cita Online desde nuestro gestor de turnos, alli deberas seleccionar el dia, horario y al profesional que tu prefieras.

WeCreativez WhatsApp Support
Escríbenos para que te informemos sobre los precios de las sesiones y metodologías.
👋 Hola! ¿Estas buscando sesiones de terapia online individual, de pareja o una consulta de nutrición?