#MejorHablemos de Ansiedad y Estrés

“La ansiedad es la mente yendo más rápido que la vida”

Uno de las quejas más habituales es vinculada a niveles de ansiedad y estrés que dificultan el saludable desarrollo de las actividades. Preocupación excesiva en torno a relaciones o actividades diarias, la necesidad o compulsión de dedicar mucha energía emocional y mental en la búsqueda de gratificación y reconocimiento, al punto de la obsesión, a veces asociado al uso de redes sociales.

Los tiempos actuales resultan en nuevas formas en que se manifiestan los celos, las inseguridades, y en muchas oportunidades, como consecuencia, las dificultades para dormir, excesos, y patrones de auto-boicot que se repiten.

#MejorHablemos de Ansiedad social

Incluso con las nuevas herramientas que existen para conectarse y vincularse, muchas personas siguen sufriendo ansiedad social a la hora de compartir tiempo con otras. También refieren pensamientos recurrentes e inseguridades a la hora de formar vínculos románticos o sexuales, dificultad para transitar la vulnerabilidad y la sensación de exposición.